La Voz de la Charrería
Diario digital especializado en noticias de Charrería, Deporte Nacional de México

Rancho Las Cuatas ganó la Charreada Nocturna en Tlahuelilpan

› La escuadra de Nayarit sumó 326 unidades, por 243 de Tequila Don Ramón y 220 de Charros de Tlahuelilpan

2.414
Diego Ibarra rematand una mangana a pie

Se celebró la Gran Charreada Nocturna en la que se presentaron Rancho Las Cuatas, Tequila Don Ramón y Charros de Tlahuelilpan, competencia en la que salió victorioso el equipo de Nayarit con 326 unidades, en segundo lugar, quedaron los tequileros con 243 unidades y en tercero los anfitriones con 220 puntos. Las acciones tuvieron verificativo en el Lienzo Charro y Plaza de Toros de Tlahuelilpan, a partir de las 19:00 horas, ante una entrada importante.

Gran noche fue la que se vivió el reciente viernes en Tlahuelilpan con la presentación estelar del equipo sensación de México, Rancho Las Cuatas de Tepic, Nayarit, el cual acudió a su compromiso en el municipio hidalguenses con todo su elenco, encabezado por Andrés “Nito” Aceves, José Andrés “Chiringas” Aceves y Diego “Tipiti” Ibarra. El equipo nayarita entró en escena con sus similares de Tequila Don Ramón y Charros de Tlahuelilpan quienes dejaron todo en el terreno de las acciones para agradar a toda la afición que se dio cita para presenciar un gran espectáculo y al final bailar hasta el amanecer con la música de banda.

El resumen de las acciones:

Rancho Las Cuatas.

El equipo nayarita de Tepic comenzó la charreada nocturna con cala de caballo de 29 unidades en las riendas de Martín García; en los piales, en la distancia de los treinta metros, como cazador sobre la presa, José Andrés Aceves el famoso “Chiringas” acertó dos pialazos en la segunda y tercera oportunidades, de 21 unidades cada uno,  para sumar 42 totales; en la suerte del coleadero, el equipo sumó 67 buenos, obra de Diego “Tipiti” Ibarra, Andrés “Nito” Aceves y Manuel de la Torre, con 19, 24 y 24 unidades cada uno; a puertas cerradas de ruedo, en el cajón de los sustos se cocinaba una buena faena, en los lomos del toro salió Diego Hernández quien gallardamente aguantó los duros y secos embates de esa máquina de reparos hasta quedarle sobre los lomos, ganando por la jineteada 28 puntos buenos; en la terna, para el lazo de cabeza Diego Ibarra soltó la cuyutlana, adornándose de cabeza a cola y de estribo a estribo con el elegante floreo que lo caracteriza, lazando al bovino en la primera oportunidad y ganando 28 unidades, acto seguido José Andrés Aceves hizo figuras y filigranas por los aires con la soga, prendiendo a la afición del lienzo de Tlahuelilpan, y también en la primera oportunidad logró engarzar los cuartos traseros del novillo para chorrear a cabeza de silla y derribar al cornudo sobre la arena, el pial de ruedo le fue pagado en 30 unidades; Martín García fue el encargado de montar la yegua cimarrona la cual salió con buenos reparos y después de quedarle además del aplauso del respetable se hizo de 26 unidades; llegó la suerte reina y Diego Ibarra se presentó en la arena para la ejecución de las manganas a pie, sólo logró acertar la primera oportunidad y de ese derribe se llevó 26 unidades; en las manganas a caballo José Andrés Aceves igualó la cantidad para 28 puntos; Martín García cerró la participación de los del Rancho El Dorado con paso de la muerte de 22 buenos y 326 puntos finales.

Tequila Don Ramón.

Los tequileros de Tulancingo Hidalgo arrancaron la noche con cala de caballo de Carlos Joaquín Valenzuela pagada en 29 unidades; José Antonio Valenzuela no tuvo fortuna en sus tres tiros piales; en las colas, el equipo increíblemente sumó 39 buenos, entre Rafael Valenzuela, Carlos Valenzuela y Martín Barragán, con 13, 5 y 21 puntos respectivamente; para la jineteada de toro José Juan Hurtado fue el encargado de hacerle los honores a la bestia, la cual salió con gran poder y zangoloteó por los aires y por todos lados al charro, el cual, como todo un profesional le aguantó hasta el último reparo al toro y logró hacerse de 29 puntos de calificación y el reconocimiento del público presente; para la terna el equipo sumó 52 unidades,25 del lazo de cabeza, floreado por Rafael Valenzuela y 27 del pial de José Manuel Navarrete, ambos elaborados con un vistoso floreo, limpio, grande, impecable y en la primera oportunidad; antes de las manganas, Jesús Martínez fue el elegido para encarar a la greñuda que se preparaba en los cajones, la cual ya con el charro en los lomos salió al ruedo repartiendo reparos y zancadas para tratar de tumbar al charro, pero este fue más hábil y le quedó a la cuaca ganando 19 unidades; en la suerte reina, José Antonio Valenzuela sólo logró acertar la tercera oportunidad logrando 25 de la mangana más 3 de tiempo; por su parte Rafael Valenzuela igualó la cantidad, en las manganas a caballo con 24 de la tercera oportunidad; Jesús Martínez cerró con paso de 23 buenos. Tequila Don Ramón terminó su charreada con 243 unidades.

Charros de Tlahuelilpan.

Los charros de casa, la escuadra anfitriona comenzó la fiesta con cala de caballo de 33 unidades en las riendas y cabalgadura de Jesús Acuña; en los piales, Edgar Larios, el famoso “Gari” no tuvo suerte y  falló los tres tiros remolineados desde los treinta; para el coleadero el equipo sumó 56 unidades, labor de Leopoldo Guadarrama, Leopoldo Romero y Edgar Larios, con 21, 0 y 35 puntos cada uno; Carlos Flores se encargó de montarle al toro bravo y tras una buena ejecución el joven charro logró quedarse en los lomos de la bestia, haciéndose de 26 unidades; la terna en el ruedo fue elaborada y pagada en 44 unidades, lazo de cabeza de 23 unidades realizado por el ex campeón charro completo de Hidalgo, Gibran Pérez y lazo pial de 21 unidades  floreado y ejecutado por el anfitrión y organizador de la charreada, Alejo Navarrete; Gabriel Romero le montó a una yegua bruta que casi no quiso reparar y se llevó 12 unidades; en las manganas a pie, Gibran Pérez tiró sus tres oportunidades del tirón del ahorcado, logrando cuajar sólo en la tercera oportunidad ganando 29 totales; en las manganas a caballo Alejo Navarrete derribó también sólo una mangana, en su primera oportunidad llevándose 20 buenos. Arturo Pérez ejecutó el paso de la muerte. El equipo de casa cerró la participación de esta Gran Charreada Nocturna con 220 unidades.

Al termino del coleadero la escaramuza Charra del Valle, de Mixquiahuala hizo su presentación engalanando la noche al son de la música, dejando por el ruedo la marca de la mujer de a caballo.

La gran charreada estuvo amenizada por la música de banda en vivo que puso sabor y alegría en todo momento y hasta el amanecer.

La calificación de las acciones estuvo a cargo de Irahan García y Antonio Garduño y la narrativa en las voces de Gerardo Mejía y Ángel Estrada.

La organización estuvo a cargo de nuestro amigo Alejo Navarrete y todo su equipo de trabajo.


 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Web Analytics