La Voz de la Charrería
Diario digital especializado en noticias de Charrería, Deporte Nacional de México

José Eduardo Ochoa Reyes gana 292-279 el mano a mano ante Pedregal del Bajío

› Los nopaltecos rompen su marca de tres charreadas consecutivas arriba de excelencia en el Circuito Centro-Bajío

1.406
Efrén Romero consiguiendo el lazo cabecero durante la terna de José Eduardo Ochoa Reyes

La segunda jornada del Circuito Centro-Bajío 2018, que se celebra en Nopala (Hidalgo), cerró actividades de equipos con el mano a mano en el que la fortuna no apareció para los alternantes: la asociación José Eduardo Ochoa Reyes ganó la charreada con 292 unidades, por 279 buenos que logró el equipo guanajuatense Pedregal del Bajío.

De esta forma, José Eduardo Ochoa Reyes de Nopala ve interrumpida su seguidilla de tres charreadas por encima de excelencia en este Circuito Centro-Bajío, dos por arriba de 400 unidades (la segunda fase con 414 y la tercera con 413 tantos), aunque manteniento grandes posibilidades de clasificar a la final del circuito en la categoría “AAA”.

Por su parte, Pedregal del Bajío realizó una buena primera parte en la charreada vespertina en Nopala de Villagrán, pero la suerte los abandonó en la terna, y solo dos manganas a pie les dejaron cerca de rebasar las tres centenas, aunque ubicándose en el tercer escaño de su respectiva clasificación.

Al momento, los números marchan bien en el lienzo de los Regionales de Nopala. En la categoría “AA”, Rancho El Pirul de Guanajuato mantiene la primera posición con 311 puntos, y con 300 está Virgen del Soriano de Querétaro en la segunda plaza, siendo por el momento los únicos escuadrones de esta categoría que han rebasado la excelencia.

En la división de honor, Hacienda Tamariz de Puebla lidera la tabla clasificatoria con 334 buenos, por delante de Tequila Don Ramón de Hidalgo, cuyos 320 le colocan en el segundo escaño, y 301 tantos del escuadrón mexiquense Rancho El Edén, todo a falta de las acciones que se verifiquen el resto del fin de semana.

Las actividades de la cuarta fase del Centro-Bajío continúan sábado y domingo en Nopala. La jornada sabatina, 30 de junio, arranca a las 12:00 horas con la competencia entre dos escuadrones mexiquenses, Rancho La Cañada y los Charros de Polotitlán, acompañados por los Tres Regalos “B” de Quintana Roo.

Más tarde, a las 15:30 horas, la charreada la protagonizarán Cadereyta Garambullo y Bravos de Azuela “B”, ambos de Querétaro, más Fuerza Mexiquense de Aculco, cerrando la jornada el Coleadero que está programado para las 18:00 horas.

Esta cuarta fase concluirá el domingo Primero de Julio con las dos últimas competencias programadas para tal fin. En punto de las 12:00 horas abrirán la jornada dominical Sebastián Curiel Fragoso y Rancho Capula, ambos del Estado de México, además de El Trébol 3G de Hidalgo.

A continuación la última charreada, a las 15:30 horas, con los Compadres de la Salmantina de Guanajuato, Rancho El Suspiro de Querétaro y Villa San Miguel del Estado de México.

Victoria nopalteca

José Eduardo Ochoa Reyes sumó 25 puntos de la cala de caballo de Roberto Suárez, sin fortuna en piales, responden en el coleadero acumulando 82, 38 de Fernando Sánchez, 23 de Octavio Suárez y 21 de Roberto Suárez.

Julio Rivera le gana 21 al toro en su jineteada, y los lazos con los que Efrén Romero y Fernando Sánchez completaron la terna en el ruedo recibieron, cada uno, 31 puntos, concluyendo su labor en tres minutos y medio.

La yegua no le reparó a José Manuel Márquez y sumó 10 tantos, Fernando Sánchez cuajó un par de manganas a pie de 23 y 24 con dos adicionales, otra más a caballo de 22 de Octavio Suárez y José Manuel Márquez, con 21 de su paso de la muerte, cerró los 292 puntos definitivos.

El equipo Pedregal del Bajío arrancó con la cala de José Antonio Herrera de 23 unidades, dos piales de 21 y 20 por cuenta de Carlos Salcedo, colearon de 73, 29 de Gerardo Urquiza, 26 de Fernando Nava y 18 de Marco Antonio Álvarez-Malo.

Buenos reparos del toro aguantó Cuitláhuac Arellano y recibió 21 tantos, pero se les acabaron las oportunidades para completar la terna en el ruedo, sumando 26 del lazo cabecero con que cumplió Fernando Muñoz-Ledo ante un toro en extremo difícil.

Otra magnífica jineteada pegó Cuitláhuac, soportando fuertes reparos de la yegua y consiguiendo 24 tantos; Fernando Muñoz-Ledo derribó dos manganas a pie de 24 y 25, pero no tuvo fortuna en las de a caballo, más 21 del paso de la muerte de Luis Bernardo Rodríguez para cerrar con 279 puntos.


Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Web Analytics