El comité organizador presentó torazos de reparo para la competencia

Se realizó la Gran Charreada Nocturna en el lienzo “Hidalgo Cuna de la Charrería” de la capital hidalguense, Pachuca, con la presentación estelar de Los Tres Potrillos, de Jalisco, Rancho La Biznaga del Estado de México y Tres Regalos “B” de Quintana Roo; con 375 unidades el equipo del famoso Vicente Fernández ganó la competencia, en segundo sitio quedaron los del fierro de la “X” y la “L” con 345 unidades y con 314 buenos los de Axapusco. Las acciones iniciaron en punto de las 20:00 horas ante un lleno impresionante y la banda en vivo.

No hay fecha que no se llegue ni plazo que no se cumpla. La noche de jueves de ayer se vivió un espectáculo único en su género, pues al lienzo charro de La Bella Airosa arribaron desde Jalisco Los Tres Potrillos, Rancho La Biznaga desde el vecino Estado de México y Tres Regalos ”B” directamente de Quintana Roo, para ofrecer una gran charreada que rebasó las cifras de excelencia y además dejó un gran sabor de boca a la afición que se dio cita en el Monumental lienzo de Pachuca, no sólo por la calidad deportiva, sino por la música viva de la Efectiva Banda Tarasco, la Banda Rebelde y La Mera Mera, que hicieron sonar sus éxitos sobre la tarima musical.

Gracias a la gran labor de Luis Meneses, en la organización, fue que esta charreada lograra y rebasara los objetivos planteados, para ofrecer a la afición y a quienes no conocen la charrería, el Deporte Nacional por Excelencia y recientemente nombrado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, un buen espectáculo, conservar e incrementar las tradiciones de lo que es el deporte arte de México.

Las acciones:

Tres Potrillos.

El equipo más famoso del país inició con una cala de caballo de 37 unidades en las riendas de Gustavo Moreno; entrados en la manga del lienzo, Enrique Ramírez Pulido chorreó a placer dos espectaculares piales en la segunda y tercera oportunidades, para 51 totales; en la suerte del tumbacueros, Rodolfo Fernández, Héctor Hernández y Jorge Ramírez acumularon 71, siendo el mejor artillero Ramírez con 33 bonos; para la monta del toro, Asunción Sáenz le hizo los honores a un precioso ejemplar de gran tamaño, al cual tras soportarle los recios embates los jueces le otorgaron calificación de 24 unidades; en la terna en el ruedo, Enrique “El Astro” Ramírez y su vástago Enrique Ramírez Pulido consumaron la faena con excelente floreo y  70 unidades, 33 para el lazo cabecero y 37 para el pial al viento de Ramírez Pulido; Octavio Gurrola le ganó 22 puntos a la yegua bruta en excelente jineteada; para la manganas a pie, “El Astro” acertó la segunda y tercera oportunidades para acumular 51 buenos, mientras que en las de a caballo, Ramírez Pulido cuajó el primer y tercer tiro para 49 unidades; Asunción Sáenz no logró quedarle a la cuaca en el paso de la muerte.

Rancho La Biznaga.

Los varias veces campeones del Estado de México y del Circuito Excelencia Charra comenzaron su cabalgar con tremenda cala de caballo de 41 puntos por el buen Pepe Madrid; en el pialadero, Pablo Cerón hizo vibrar a la afición colocada en la miradilla con un enorme pial pagado con 25 puntos; en las colas el equipo sumó 57 unidades, 18 de Pablo Cerón, 14 de Pepe Madrid y 25 de Paco Cerón; Rafael Estrada desafortunadamente cayó en el la jineteada del toro, al cual le aguantó grandes brincos a esa auténtica máquina de reparo; para la terna, como ya es una tradición en el equipo, florearon sus lazos a más no poder, torciendo y destorciendo la de ixtle,  presentando enorme movimientos, deleitando a los presentes con esa calidad en la soga que los caracteriza, Mauricio Cuevas lazó la cabeza para 33 unidades y Paco Cerón completó la faena con pial de 36 puntos; para la jineteada de yegua, Gerardo Bonilla lució con tremenda jineteada y luego de aguantar todos los reparos se hizo de 25 tantos de calificación; entrados en manganas, a pie Paco Cerón acertó la primera para 22 buenos y a caballo, Pablo Cerón hizo la primera y la segunda para 54 totales; Gerardo Bonilla cerró la participación de los mexiquenses con paso de la muerte de 20 unidades.

Tres Regalos “B”.

Los peninsulares arrancaron la charreada con cala de caballo de Juan Villaseñor, quien se persignó con las primeras 33 unidades a la hoja de calificación; en la suerte de los “mocha dedos” Jesús Soltero cuajó dos enormes pialazos para sumar 49 totales a la causa; en el coleadero, Rene Gámez, Luis Miguel Basurto y Lázaro Márquez sumaron 72 unidades, siendo Gámez el mejor elemento  con 37 puntos; en los cajones se preparaba Zamir Magaña, una espuela pesada por su gran calidad, quien sobre los lomos del cornudo se hizo de 22 unidades tras aguantar los fuertes reparos; Luis Miguel Basurto, el famoso “Sol de Nopala” soltó la soga y al ritmo de la muñeca se adornó con un excelente floreo en aquel caballo bayo, sobre el cual presentó espejos, arracadas, resorte con todo y la cabeza de caballo, resorte con anca y las vistosas crinolinas, para después de ello lazar al toro por la cabeza y ganarse 35 unidades, por su parte Antonio Paredes, a la par, soltó su lazó  e hizo movimientos similares sobre su cabalgadura para luego mandar la reata por los aires, lazar al astado por las patas y derribarlo, los jueces pagaron su actuación también con 35 unidades; Lázaro Márquez montó la cuaca para llevarse 16 unidades; en la suerte reina, Antonio Paredes hizo la segunda y tercera oportunidades para 57 totales, en las de a caballo “El Sol” se apagó y sólo se llevó los aplausos; Lázaro Márquez culminó la participación con paso de 25 unidades.

En el intermedio entre las colas y las jineteadas la escaramuza Rancho El Portizuelo engalanó la charreada con su actuación haciéndose acompañar por la música viva de la banda, destacando por la disciplina, la sincronía y llenando cada espacio del ruedo con magníficos movimientos, entre ellos el más conocido “Abanico”.

Al término de la competencia Lázaro Márquez realizó un espectacular paso de la muerte de exhibición, al revés, realizándolo en el momento preciso y con ello desatar la locura en el graderío del lienzo charro. Como es la tradición de la Charreada Nocturna los tres equipos se despidieron con la vuelta al ruedo montados en sus caballos y sombreo en mano.

La locución estuvo en la voz de Don Trini Peralta acompañado de Gerardo Mejía. El jurado calificador fue conformado por Pablo Barrera, Francisco Hernández e Iván Guadarrama.


 

Escribir un comentario