Año VI     |     Segunda Época

Santiago de Querétaro, México  –

DIARIO DIGITAL ESPECIALIZADO EN INFORMACIÓN DE CHARRERÍA

› Nacional Charro

Atractivos turísticos de Querétaro

Caminar por el Centro Histórico de la ciudad de Santiago de Querétaro, es disfrutar de uno de los sitios reconocidos en México como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1996, de los recorridos de leyendas, de los museos y templos que conforman el núcleo de la capital del estado, orgullosa de su pasado virreinal.

 

Además del aroma provinciano, que es el sello de identidad de esta urbe, la mezcla entre sus edificios de estilo barroco.

 

El Acueducto de Querétaro

 

Sin duda, una de las construcciones más emblemáticas de la ciudad, se terminó de construir en 1735 y sus 74 arcos ocupan una longitud de 1,280 metros. Consciente del problema de abastecimiento de agua, Don Juan Antonio de Urrutia y Arana fue quien financió la mayor parte de la construcción. Aunque según la leyenda lo hizo por amor a una monja clarisa que se lo pidió.

 

Sea cual sea la historia verdadera tras la construcción de este monumento, ahora el acueducto es un símbolo de la ciudad.

 

El Teatro de la República

 

El Teatro de la República fue proyectado por el arquitecto Camilo San Germán, pero fue el ingeniero inglés Thomas Surplice quien se encargó de realizar la obra que fue inaugurada en 1852 con el nombre de Teatro Iturbide.

 

El 16 de septiembre de 1854, el recinto fue escenario de un gran acontecimiento cívico: el estreno del Himno Nacional Mexicano. Fue en este mismo lugar donde en 1867, se reunió el consejo de guerra que sentenció a muerte al Archiduque Maximiliano de Habsburgo, segundo emperador de México, y a los generales imperialistas Miguel Miramón y Tomás Mejía.

 

Aquí se inició, el 27 de Noviembre de 1916, el Congreso Constituyente con la finalidad de formular, discutir y aprobar la Constitución Politica de los Estados Unidos Mexicanos, misma que fue promulgada el 5 de Febrero de 1917, para entrar en vigor a partir de esa fecha.

 

En 1922, el entonces Gobernador del Estado, don José María Truchuelo, expidió un decreto por el que se modificaba el nombre de “Gran Teatro Iturbide” por el de “Teatro de la República”. En este mismo lugar se presentó varias veces la soprano Ángela Peralta, mejor conocido como “El Ruiseñor Mexicano”.

 

Ahora es el recinto oficial de la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro, y es el lugar donde se llevan a cabo eventos cívicos, culturales y artísticos de gran relevancia.

 

El Cerro de las Campanas

 

El Cerro de las Campanas es una colina ubicada a un costado del recinto de la Universidad Autónoma de Querétaro. Un sólo hecho, que duró escasos minutos, le dio fama y un lugar en la historia nacional: el fusilamiento de un emperador.

 

En 1867, tras ser juzgados en el Teatro de la República por un tribunal de guerra, el archiduque austriaco Maximiliano de Habsburgo, y sus generales Miramón y Mejía, fueron encontrados culpables de Alta Traición y sentenciados a muerte.

 

Al amanecer del 19 de junio de 1867, los tres condenados fueron llevados al Cerro de las Campanas para que ejecución de la sentencia. Dieciocho soldados terminaron con 5 años de intervención francesa y el gobierno de un extranjero.

 

Maximiliano, Miramón y Mejía fueron fusilados en la ladera oriente, a unos 350 metros de donde se habían rendido días antes, ante el general republicano Mariano Escobedo.

 

Después de la ejecución, se colocaron en el lugar mismo tres montes de piedras con cruces de vara. Después se colocaron cruces de madera, que hoy se encuentran en el museo de Querétaro.

 

En 1886 se levantó un sencillo monumento: cuatro columnas de madera sosteniendo rejas de hierro que formaban un cuadrilátero de unos 10 por 5 metros, en cuyo centro habían tres columnas de cantera con los nombres de los fusilados.

 

Reanudadas las relaciones diplomáticas con Austria, el gobierno de este país europeo pidió permiso para construir una capilla, comenzado su construcción en 1900. Fue autor del proyecto el arquitecto vienés Maximiliano von Mitzel y se encomendó su construcción a Francisco Kaska y Santiago Jimeno, sustituyéndolo Marciano Tinajero.

 

Los trabajos de hierro y madera se hicieron en la Escuela de Artes. Se bendijo el 10 de abril de 1901 por el obispo de Querétaro, Rafael Sabás.

 

En 1967, una parte del Monte de las Cruces se declara Parque Nacional, pudiendo ser visitado disfrutado por todos los habitantes de la ciudad.

 

La Pirámide del Gran Cué (El Cerrito)

 

En el municipio de Corregidora, a 15 minutos de Querétaro, se encuentra un asentamiento prehispánico cuyo nombre proviene de su semejanza a un pequeño cerro.

 

Cuenta con estructuras de plazas, altares y pequeños basamentos rectangulares, edificados sobre afloramientos rocosos.

 

Construido durante el auge de Teotihuacán, El Cerrito funcionó como asiento del poder político y religioso desde el año 400 D.E.C. hasta la llegada de los españoles, quienes se apropiaron de su valor simbólico.

 

Su etapa de mayor renombre coincide con el esplendor e influencia tolteca, de la que se
han encontrado numerosos ejemplos como columnas antropomorfas al estilo de los atlantes y esculturas de Chac Mool que todavía se encontraban en el sitio durante la época del virreinato.

 

También se han encontrado importantes vestigios como esculturas, lápidas, glifos, calendarios y diversas figurillas.

 

La Peña de Bernal

 

Bernal es un bello pueblo colonial fundado en el año 1647, y se encuentra situado a 40 minutos de Querétaro, perteneciente al término municipal de Ezequiel Montes. En sus proximidades se encuentra ubicado uno de los mayores atractivos turísticos que cuenta el estado: la Peña.

 

Este enorme monolito de roca maciza, la Peña de Bernal, es el tercero más alto en su tipo en el planeta, después del Peñón de Gibraltar, en el Mediterráneo, y el Pão de Açúcar en el puerto brasileño de Rio de Janeiro.

 

Con hermosos paisajes cercanos al pueblo, rematados por los 288 metros de altura de la Peña, Bernal es uno de los puntos turísticos más visitados en la entidad por miles de asistentes a lo largo del año.

 

El ascenso a la cima de la Peña de Bernal no es fácil; si bien existe camino definido en la mayor parte, el último tramo, de unos 45 metros, es vertical. Existen en ese tramo, unas varillas en forma de grapas, clavadas en la pared a modo de escalera naútica.

 

Por el tipo de piedra y las posibilidades que ofrece, la Peña de Bernal es un atractivo a nivel nacional e internacional para los practicantes de escalada en roca

 

Tequisquiapan

 

Es una exquisita muestra de la provincia queretana que conserva en sus calles y plazuelas la apariencia virreinal de antaño. Por su cercanía con la ciudad de Querétaro (a menos de 40 minutos), este Pueblo Mágico es un destino ideal de fin de semana; es un sitio tradicional que invita al paseo, a la relajación, al deleite.

 

Tequisquiapan es también famoso por la producción artesanal de vara y mimbre: canastos, charolas, sillas y mesas tejidas a mano. A la par, se puede pasear a caballo, en cuatrimoto o bien en globo aerostático.

 

Además de su impactante arquitectura, en sus cercanías se encuentran diversas fincas productoras de reconocidos vinos, y desde luego sus famosos quesos no pueden dejar de ser deleitados por los visitantes.

 

Las Misiones Franciscanas de la Sierra Gorda

 

La Sierra Gorda de Querétaro es un lugar paradisíaco para el ecoturismo y la gastronomía; una combinación de naturaleza, cultura e historia. Y la mayor prueba de ello es el grupo de misiones que salpican los poblados de esta apartada región, tan hermosa como hipnotizante para los visitantes.

 

Las cinco misiones de la Sierra Gorda, fundadas por Fray Junípero Serra entre 1751 y 1766, han sido reconocidas como Patrimonio Cultural de la Humanidad. La arquitectura de las mismas es una fusión entre la religión cristiana y las creencias indígenas.

 

Con el afán de catequizar y al mismo tiempo pacificar la zona, Fray Junípero Serra, apoyado por otros frailes franciscanos junto con los indígenas pames construyeron los templos del Señor Santiago, en Jalpan de Serra; el de la Purísima Concepción, en Landa de Matamoros; el de San Francisco de Asís, en Tilaco; el de Nuestra Señora de la Cruz, en San Antonio Tancoyol; el de San Miguel Arcángel, en Concá.

 

Cada misión tiene su propio estilo y un maravilloso encanto que es además enmarcado por los hermosos paisajes de la Sierra. Simbolizan la última fase de evangelización en México. Cada templo representa una declaración artística elocuente con empleo de motivos y símbolos franciscanos e indígenas.

 

Fueron declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad en 2003 por la UNESCO por su valor artístico y cultural, puesto que son una muestra singular y sorprendente del mestizaje en esta apartada región.

 

Las fachadas de las cinco misiones están repletas de simbolismos. De la parte indígena destacan las figuras de plantas, flores y mazorcas que conviven con los símbolos cristianos.

 

La Laguna de Servín

 

Ubicado a 25 kilómetros de Amealco, este espectacular sitio es un refugio natural de algunas especies. En últimos tiempos, ha tomado fuerza como un lugar ideal para practicar el ciclismo.

 

En él, además del espejo de agua, se pueden encontrar bellos parajes poblados de bosques de pinos y encinos y diversos manantiales, donde se pueden acampar, realizar caminatas y días de campo.

 

Esos son pues, algunos de los encantos que ofrece Querétaro para los distinguidos visitantes al Campeonato Nacional Charro 2015.

REDACCIÓN – QUERÉTARO

Publicada el 24/Septiembre/2015

El Acueducto de Queretaro, uno de los sitios más emblemáticos de la ciudad / GEQ

Compartir

Publicidad

Real Time Web Analytics

@ 2015 - La Voz de la Charrería. Algunos derechos restringidos. Querétaro, México